viernes, 15 de septiembre de 2017

La escalera de los deberes.


Empieza el colegio y con él la rutina de estudio.
Los niños/as suelen empezar con fuerza y motivados, pero al comprobar que el nuevo curso es un poco más difícil que el anterior se desilusionan y comienzan a desmotivarse, pensando que les costará realizar los deberes y superar los exámenes.
Por éste motivo os voy a dejar un método que puede serviros, para intentar motivar a tus hijos/as a realizar las tareas y así crear una buena rutina de estudio.

Método de la escalera para estimular a los niños/as hacer los deberes.




Se trata de una manualidad rápida y sencilla que tendrás que realizar junto a tu hijo/a.
  • En una cartulina, pintamos una escalera grande con un muñequito o muñequita abajo dispuesto a subir por ella. También podéis utilizar fieltro para poner una foto de ellos/as mismos/as, se le coloca un belcro detrás de la fotografía y él/ella puede moverlo según vaya consiguiendo avanzar de peldaño.
  • En un principio el muñeco, que representa a nuestro hijo/a, está abajo, y deberá ir superando sus miedos y desgana para hacer los deberes, subiendo por la escalera poco a poco.
  • En cada peldaño de la escalera escribiremos una frase de motivación; desde poco motivado hasta muy motivado, para terminar consiguiéndolo.

Las frases serán:

No puedo hacerlo
 
Quizás pueda hacerlo

 
Intentaré hacerlo

 
Puedo hacerlo 


Lo haré
 
Lo estoy haciendo

 
¡Lo he conseguido!


  • Debemos preguntar al niño/a con qué frase se siente en ese momento identificado. Normalmente te dirá una de las frases que se encuentran más abajo, ahora le preguntaremos qué hasta dónde quiere llegar hoy.
  • La idea es que vaya subiendo por la escalera, se vaya motivando con cada peldaño, y al llegar al final del todo, haya podido terminar los deberes y sentirse orgulloso de sí mismo por haber ascendido hasta arriba del todo.
Esto mismo se puede hacer con una montaña que vamos ascendiendo hasta la cima.

  • Cuélgalo encima de su mesa de estudio o en una pared de su habitación, y cada tarde cuando llegue del colegio, anímalo a que mueva su personaje hasta el escalón en el que se encuentra en ese momento. ¡Ya verás como le hace tanta gracia que rápidamente querrá iniciar la ascensión hasta la cima!

lunes, 21 de agosto de 2017

INICIO DE UN NUEVO CURSO.

Las vacaciones van llegando a su fin y es el momento de iniciar el curso con nuevas energías y sobre todo con nuevas ideas.
La actuación del profesor durante los primeros días de clase es fundamental, ya que ese primer contacto entre el profesor y sus nuevos alumnos sentará las bases de cómo se desarrollarán las clases a lo largo del curso.
Me gustaría compartir con vosotros, algunas ideas que puedan inspiraros para un inicio de curso distinto, donde el alumnado pueda sentirse motivado, no hay nada más gratificante para un docente que conseguir captar la atención, la curiosidad y el interés de sus alumnos/as cuando imparte sus sesiones.


1. Mural de bienvenida.

 Podemos crear entre todos/as un gran mural, con los propósitos para el nuevo curso, tanto de los profesores como de los estudiantes. También  lo podéis hacer digital (con aplicaciones como Glogster o Mural.ly…) y así, además de conservarlo más fácilmente, os resultará más sencillo difundirlo.


Aprovechad e implicad a las familias en esta celebración. Es necesario darles protagonismo desde el inicio, para que esta motivación que queréis transmitir llegue doblemente a vuestros alumnos/as

  2. La pelota preguntona.

Es muy recomendable realizar alguna dinámica de presentación al inicio de la formación que se tiene prevista impartir,  para establecer un primer contacto con los alumnos/as, originar situaciones de confianza y generar un clima agradable y receptivo. 

Ésta dinámica, consiste en que los estudiantes se sienten en círculo y se vayan pasando la pelota hasta que el profesor haga una señal para detener el ejercicio. La persona que se ha quedado con la pelota en la mano, se presenta al grupo y dice su nombre, edad y aficiones. El juego continúa hasta que todos los alumnos/as hayan tenido la pelota en la mano. En caso de que la pelota caiga en manos de un alumno/a que ya se ha presentado, el resto del grupo tendrá derecho a hacerle una pregunta.


3. Bingo literario.

Cambiar el círculo de lectura tradicional por un sitio donde el alumnado pueda interactuar y medir su aprendizaje, despertando así el interés por la lectura de una manera innovadora.

Por ejemplo, podemos sentarnos en el suelo formando un círculo e ir leyendo cada uno un párrafo de un libro, mientras se realiza la lectura los alumnos/as que están escuchando pueden realizar una ficha similar a ésta:


Simularán un bingo y el que cante Bingo, ganará un libro a elegir.


4. Todos servimos para algo.

Actividad para promover el autoconocimiento y la autoestima de vuestros alumnos/as. Colocad un folio en la espalda de todos los niños/as, y pedid que vayan moviéndose por la clase y escribiendo en el papel de sus compañeros/as aquellas cosas que valoran de ellos, aquello que saben hacer bien y sus mejores cualidades en el trato con los demás. Todos los mensajes han de ser positivos.
Por ejemplo: “Es muy amable, siempre responde bien cuando se le pide algo”, “se le dá muy bien resolver problemas de matemáticas”, “sabe jugar muy bien a fútbol”, “canta bien”…

A continuación, después de ver los comentarios que cada niño ha recibido, pedidles que piensen en qué podrían ayudar a los demás y qué podrían ofrecer por sus compañeros. Decid a los demás que valoren esas propuestas que los compañeros hacen y que les den su opinión.
Por ejemplo, el niño que sabe jugar muy bien al fútbol, podría enseñar a los que estén interesados algunas técnicas durante la hora del patio. O, por el contrario, el niño que sabe resolver problemas de matemáticas, podría sentarse con algún alumno que le cuesta esta materia.

Si hace muy poco que nuestros estudiantes se han conocido, es preferible retrasar la actividad y hacerla  más adelante.

5. El tablero de las vacaciones.

Siempre al volver de nuestras vacaciones, en clase solemos realizar actividades sobre qué hemos hecho durante las vacaciones de verano, así que aquí os traigo ésta propuesta:


Podemos hacer que nuestros estudiantes se coloquen en grupos pequeños y vayan avanzando casillas a la vez que van contestando a la pregunta. ¿Qué hiciste durante tus últimas vacaciones?. Cada casilla les obligará a formar una frase coherente que responda a dicha pregunta.
También podemos usar el juego, no sólo para que los alumnos hagan una frase con la información de la casilla, sino para que se animen a contarnos algo más sobre la actividad de la casilla que les ha tocado: si alguna vez la han practicado, dónde, cuándo, con quién, qué les gustó y qué no, etc.

6. Un cofre misterioso. 

Durante el inicio de curso, no tenemos tiempo ni recursos para decorar demasiado el aula; pero os animo a que no os deis por vencidos y que incluyáis los primeros días un objeto misterioso que dé un poco de color al aula vacía.
 





Os recomiendo que escojáis un cofre o un maletín antiguo. Es muy importante que inventéis para este objeto una buena historia. ¿Lo olvidó un detective durante las vacaciones en una estación abandonada?, ¿lo había traído la marea a una playa desierta? Haced conjuntamente suposiciones respecto a quién podría pertenecer y qué podría contener en su interior.
Aprovechad la curiosidad que habéis suscitado en los niños/as para desvelarles, con la apertura del maletín o cofre, alguna noticia interesante sobre el nuevo curso: quizás vais a hacer una excursión a la playa, o vais a ver cómo trabajan los detectives, o vais a visitar una fábrica de maletas, etcétera.
Actividades como estas captan el interés de nuestro alumnado e incentivan su motivación; por eso son ideales para el inicio de curso. Sin embargo, pueden adaptarse y realizarse a lo largo de todo el curso escolar.

7. Un dictado con patas.

Para este dictado escogemos un texto breve (no más de 7 u 8 líneas) que puede ser el estribillo de una canción, un fragmento de una historia, frases sueltas, un chiste, etc.
Después de que nuestros alumnos formen parejas, un alumno de cada pareja se levantará e irá a la mesa del profesor para memorizar el texto y regresará a la mesa de su compañero para dictarle el texto que ha memorizado.
La pareja que antes termine el dictado con el menor número de faltas será el ganador.

domingo, 9 de julio de 2017

Aprendizaje basado en proyectos.


La enseñanza en las escuelas está empezando a cambiar su metodología.

El modelo tradicional de clases magistrales, donde el profesor o profesora explica en la pizarra y el alumnado, silenciosamente copia lo explicado en sus cuadernos, está siendo sustituido, por el aprendizaje basado en proyectos (ABP), donde el alumnado genera su propio conocimiento, afrontando retos sobre la información que ya maneja, pasando a ser una parte más activa en el proceso de aprendizaje, algo más que un mero receptor de información. 

Lo mismo se está planteando con los exámenes, donde los alumnos y alumnas regurgitan todo lo ingerido durante el año. Y no retienen casi nada.


Una pregunta que podríamos hacernos es: si no hay exámenes, ¿cómo se evaluarían los conocimientos adquiridos?
Pues bien, existen varios recursos como: presentar proyectos, trabajos, mapas conceptuales o también alguna prueba escrita. 




En mí opinión, creo que los exámenes no pueden desaparecer, al menos mientras que nuestro sistema educativo no cambie, ya que para acceder a estudios superiores o universitarios te obligan a examinarte al igual que para opositar, u obtener cualquier certificado, etc. Por tanto los exámenes deben hacerse, para que el alumnado tenga un ejemplo de a lo que se enfrentará en el futuro.  Pero en la etapa de Educación Primaria, podemos ser más flexibles, y en vez de realizar un examen por tema, pueden trabajar los contenidos por proyectos u otras estrategias de aprendizajes más motivadoras y efectivas, y realizar exámenes al final de cada trimestre, como prueba de que han alcanzado los objetivos.

A continuación  os mostraré algunos de los innumerables beneficios que se adquiere con éste método:

  • Aumenta la motivación. Los estudiantes se enorgullecen de lograr algo que tenga valor fuera del aula de clase.
  •  Desarrolla su autonomía. Ellos/as son los protagonistas del proceso: planifican el proyecto, distribuyen las tareas, ponen las ideas en común,
    toman sus propias decisiones y elaboran el producto. 
  • Fomenta su espíritu autocrítico. Alienta a los alumnos/as a evaluar su propio trabajo y a detectar fallos en el proceso de trabajo, con el objetivo de que aprendan de sus errores y mejoren los resultados en un futuro. 
  • Aumenta las habilidades sociales y de comunicación. Mediante el intercambio de ideas y la colaboración, el alumnado pone en común ideas, debaten y acuerdan decisiones.  
  • Promueve la creatividad. Deben poner en marcha todas las estrategias e ideas posibles para elaborar un producto que dé respuesta a la cuestión planteada. Así, pueden realizar vídeos, campañas, maquetas, folletos o cualquier otro elemento que apoye su respuesta. Cuanto más original sea el producto, mejor. 
  • Atiende a la diversidad. Estimula tanto a los estudiantes con problemas de aprendizaje como a los  más avanzados o superdotados. A los primeros, les ayuda a aprender mediante las ideas de sus compañeros, mientras que a los segundos, les abre todo un campo de posibilidades para desarrollar plenamente sus capacidades.

Aunque parece que existe un amplio consenso sobre la utilidad del aprendizaje basado en proyectos, aún es un tema que no se aplica en todas las escuelas. Pero al menos se está planteando y en un futuro se hará, debido a la gran diversidad en nuestras aulas.



















sábado, 24 de junio de 2017

Juegos y actividades de verano

 Con el verano, llegan las vacaciones del cole y los niños/as tienen mucho tiempo libre y ganas de disfrutar y pasarlo bien, además el  buen tiempo acompaña para hacer actividades al aire libre.    
He recopilado algunas ideas con actividades y juegos para hacer en familia  o con amigos, que os pueden servir de inspiración para estos días. ¡A disfrutar!

1. Recoger piedras y conchas y decorarlas.













Es una actividad sencilla, divertida y que fomenta la imaginación y la creatividad.
Pueden realizarla niños/as de casi todas las edades y utilizar las piedras y conchas como quieran, es decir, pueden pintarlas, decorarlas, escribirles mensajes, pueden  practicar las letras, poner sus nombres...













  






2. Jugar con plastilinas.

La plastilina es un material que a los niños y niñas les encanta manipular y al igual que la actividad anterior pueden hacer muchas cosas con ellas, dejándoles que su imaginación fluya.


  Les puede servir incluso para practicar letras y formas que hayan aprendido en la escuela, rellenar dibujos en papel o crear figuras en relieve.






 3. ¡Huevos sorpresa congelados! 

Es un  juego-experimento ideal para enseñar a los niños la transformación del agua en hielo de una forma muy divertida.


 Pasos:

1. Introducimos un muñeco pequeño dentro de un globo.
2. Llenamos el globo de agua.
3. Lo metemos en el congelador hasta que el agua se transforme en hielo. 


  • La idea es que hagan muchos huevos sorpresa, entonces repite los pasos anteriores con diferentes globos y diferentes muñequitos.
 Cuando el agua se haya congelado, rompemos los globos para obtener ¡LOS HUEVOS CON SORPRESA! Tu muñequito se habrá congelado dentro de un hielo con forma de huevo y muchas burbujas.

Pueden jugar con ellos mientras se derriten o también hacer una especie de búsqueda de huevos, en la que una persona los esconde y los demás deben conseguirlos antes de que se derrita el hielo.


  • Esta actividad puede ser un experimento divertido para aprovechar y explicar cómo influye la temperatura en el tiempo que tarda en derretirse el hielo. 



     4. Manualidades infantiles.

     
    En los días de verano difícil es mantener a los niños quietos en casa, pero a veces se hace necesario para evadir las peores horas de sol y calor. Entonces, no hay mejor idea que aprovechar y jugar juntos haciendo manualidades infantiles.
    ¿Qué os parece hacer barcos de papel o un bonito barco de corcho? Después podréis ir a la playa y probar si navegan de verdad o incluso, hacer una competencia de barquitos…








    Si a vuestros hijos/as les gusta comer helados (y supongo que les encanta), podéis juntar los palillos y con ellos crear manualidades con palillos como balsas, joyeros o abanicos.


      5. Recetas infantiles


    ¿Qué os parece aprovechar las vacaciones de los niños para cocinar juntos? 
    Podéis preparar  helados de polo con sabor a chocolate, colacao, leche, o frutas. Perfectos para los días de mucho calor.
    Otras buenas opciones son la limonada o leche con cubitos de chocolate.


    Las Manzanas con caramelo y helado, chocolate o frutos secos, son una buena opción para hacerles comer fruta.




    Podréis realizar con vuestros hijos e hijas multitud de recetas fresquitas y fáciles que encontraréis  en internet. 


    6. Jardinería con los niños.

    Es un experimento infantil clásico que no pasa de moda.

    Para que el resultado sea perfecto, utilizad una fotografía sacada de frente y grande, que ocupe toda la parte delantera de la maceta y cortad la parte de los cabellos, para que parezca que las plantitas que crecen son el cabello de los niños.

     Podemos poner un trozo de algodón dentro de las cáscaras de huevo, colocar encima semillas y mantener el algodón húmedo hasta que las plantas crezcan.


        


  Y a vosotros… ¿qué actividades con niños/as os gustan más?

martes, 20 de junio de 2017

El paso de Infantil a Primaria


Comienza una nueva etapa: ¡La Primaria!


Ayer fue la graduación de mi sobrino de 6 años de edad. Se acabó su etapa en Educación Infantil para dar comienzo a una nueva etapa. La educación Primaria.

Me gustaría compartir con todos vosotros y vosotras lo que en mi tesitura como maestra de Educación Primaria, pude observar y escuchar:

Observé como la preocupación de los padres y madres por saber si sus hijos/as habían adquirido los conocimientos propios a su nivel crecía, ya que el paso de Infantil a Primaria supone un importante cambio para ambos.
Se les veía  intranquilos y comenzaban a hacerse muchas preguntas, les planteaban dudas a los tutores/as, acerca de los conocimientos de sus niños/as, se podía palpar la preocupación por cómo les irá a sus hijos/as en Primaria. A muchos oí decirles a sus hijos/as, “en Primaria deberás trabajar más, allí hacéis más deberes y se juega menos”. 
Creo que de esta forma pueden transmitir sus inseguridades a sus hijos/as pudiendo provocarles una bajada de autoestima. No deberían preocuparse tanto, cada estudiante tiene su propio ritmo de aprendizaje y un desarrollo cognitivo diferente, por ésta razón no deberían hacer comparaciones entre compañeros/as de clase .
 
Es muy lógico que como padres y madres se preocupen, es totalmente entendible, más aún si añadimos  la presión que suele ejercer la propia sociedad, al exigir determinados conocimientos en etapas en las que no están aún en disposición de adquirirlos, fundamentalmente en lectoescritura ya que según el currículo aprobado por la Consejería de Educación establece que en el segundo ciclo de esta etapa(3 a 5 años) solo se realizará un acercamiento a ésta y otras materias. En ésta etapa se pretende que progresivamente descubran y exploren los usos de la lectura y la escritura como fuente de comunicación, placer, fantasía, información, etc.

También se dice que «la resolución de problemas cotidianos será la fuente para generar habilidades y conocimientos lógicos y matemáticos». Por último, se estipula que se fomentará «la expresión visual y musical» y en el último año, especialmente, «se contemplará la iniciación de las niñas y los niños en una lengua extranjera y en la utilización de las tecnologías de la información y comunicación».

Pero la mayor preocupación a la que los progenitores se enfrentan, es que pasen a Primaria sin saber leer y escribir. Pero no saben que la lectoescritura requiere de estrategias y elementos de tipo cognitivo, para los que no todos los niños/as tienen la madurez suficiente, y que tu hijo/a no la haya adquirido no significa que sea menos inteligente, quiere decir que tiene otro ritmo de aprendizaje, bien sea por su nivel de desarrollo cognitivo o por la edad, ya que debemos tener en cuenta la edad biológica, pues en una misma clase puede haber niños con casi un año de diferencia. Además la lectoescritura debe adquirirse en Primaria. En el primer curso la lectura es automatizada y en segundo comprensiva.
El hecho de forzar a un niño a aprender algo para lo que no está preparado puede ocasionarle pérdida de autoestima, problemas de conducta y que no quiera ir al colegio.

¿Qué podrían hacer este verano?

Mi humilde consejo es que, sería beneficioso que comenzaran a adquirir  una rutina de trabajo, como realizar actividades durante unos 15- 20 minutos al día, centrándose en la psicomotricidad fina con juegos con plastilina, por ejemplo, que le servirá a la hora de escribir, y en afianzar conceptos básicos de preescritura. 
También es recomendable que aprendan a coger bien el lápiz, pues les ayudará a tener una caligrafía correcta, que coloreen dibujos sin salirse y repasen los colores y las formas, las letras y los números.
Pero sobretodo, es importantísimo dejarles disfrutar del verano y que descansen, ya trabajaran cuando empiece el nuevo curso.
Y los padres y madres aprovechad para relajaros, no se preocupen por el paso a Primaria. Sólo tienen que preocuparse de que su hijo/a sea más feliz, porque si están contentos y relajados todo les será más fácil y alcanzarán los objetivos sin problemas.



domingo, 11 de junio de 2017

Estrategias para clases dinámicas.

Intentar hacer las clases más amenas y dinámicas no es tarea fácil, por ello comparto algunas estrategias que podrían ser útiles para que tu alumnado no pierdan su curiosidad y sus ganas de aprender.



  1.  Preguntar a los alumnos durante las clases, aunque sean sencillas, es suficiente para atraer la curiosidad de los más pequeños.
  2. Realizar una prueba corta al comienzo de cada clase sobre lo que se dio el día anterior, así refrescamos contenidos.
  3. Utilizar presentaciones multimedia; videos, PowerPoint, imágenes y audios, nos puede ayudar a romper la monotonía de la clase.   
  4.  Dinámicas para fomentar que sus estudiantes se conozcan entre ellos, para que puedan ayudarse mutuamente en el futuro.
  5.  Hablar menos para que los estudiantes piensen más. Hacer pausas cada diez minutos para que los alumnos puedan hablar entre ellos sobre dudas o problemas que hayan tenido con la explicación, y así puedan también responderse unos a otros, de esta forma fomentamos la colaboración.
  6. Hacer trabajos en grupo es una buena manera de fomentar la colaboración entre todos, y una vez finalizados los trabajos, hacemos que comenten en voz alta los problemas que han encontrado y cómo han podido solucionarlo.
  7. Pedir a los alumnos que evalúen los trabajos y ejercicios de los demás.
  8. Organizar debates, Expón un tema y pregunta qué les parece.
  9. Activar la participación del alumnado, utilizando alguna técnica de participación al azar, como por ejemplo, pedirles que demuestren cómo solucionarían algún problema del tema tratado en clase.
  10. Realizar talleres con aquellos temas que puedan ser más largos y complejos, donde se permita la participación del alumnado.

La escalera de los deberes.

Empieza el colegio y con él la rutina de estudio. Los niños/as suelen empezar con fuerza y motivados, pero al comprobar que el nuevo ...